Receta

Así comienza un "apetitoso" artículo escrito por Mario Carretero, que se titula "Receta para una sabrosa cocina de las Ciencias Sociales."

"Ofrecer algunas sugerencias rápidas y concretas para la enseñanza de las Ciencias Sociales le recuerda a uno aquello de que las "recetas" son odiosas, pero quizás necesarias.
Parafraseando el título de una novela - La vida: instrucciones de uso - podemos decir que no hay ningún gran cocinero que no haya empezado imitando las recetas que veía hacer a alguien. Quizás la enseñanza se parece algo a la cocina..."

Y más adelante afirma con total desparpajo:

"Yo suelo decir que las mujeres cocinan mejor cuando están enamoradas."

¿Será que enseñar es análogo a preparar un plato nutritivo o estéticamente apetecible? ¿Cuánto hay de cierto en las sesudas reflexiones de don Carretero?

Los invitamos a leer y opinar

2 Comments:

  1. Anónimo said...
    Bien,el enseñar a enseñar,es un proceso complejo y difìcil, en cuanto a que cada persona es un mundo,màs aun ,dirìa que un alumno es un diamante en bruto y que los distintos escultores (padres ,amaestros docentes ,etc.) modelan un gema,
    el problema es si somos buenos talladores o no.
    Recuerdo que cuando estaba en el segundo año del profesorado el dilema se presento para toda la institucion, la aspirante a profesora de ciencias sociales era ciega, aun lo es,recuerdo que el debate era como lograria pasar las distintas materias y ni que hablar, no podria pasar las prácticas docentes, asi que la soluciòn salomònica fue aceptèmosla y luego veremos si llega , y ella llegò , y te puedo afirmar que cuando se presento a su primera clase práctica les dijo a sus alumnos que era ciega pero que ella les iba a enseñar desde el amor y que para eso no necesitaba ver solo sentir....
    Ese dia supe que lo mas importante en un futuro docente es el grado de amor que dispense a quien enseñe,y ojo dije amor no querer ya que ambas cosas no son iguales ni expresan lo mismo querer es satisfacer una necesidad personal , amar es darse y servir al otro.
    Si amas a quien enseñas no solo procuraras aprender a leer y a escribir bien y estudiaras tus materias y lucharas para alcanzar la meta y luego te comprometeras con el grupo de purretes que te toque para formarlos desde el amor,creo que la pregunta que debemos hacernos es si enseñamos a nuestros educandos a descumbrir si tiene amor para dar, solo asi se puede educar .DOCENTES QUE DAN SOLO LECHE HAY MUCHOS, PERO QUE DEN LECHE Y MIEL ,CREO QUE SOLO ALGUNOS POCO ELEGIDOS, Y VOS ¿QUE DAS?.....
    VeRa said...
    Gracias Juan por tus reflexiones!!

    Opino igual: querer es una cosa...amar es otra

    (dicen que las mujeres tenemos más facilidad para entender esto...cuestión de género... jeje)

    Interesante que en este relato decís que la solución fue "salomónica". Se dice de Salomnón que era un rey "muy sabio"
    Saben por qué? Porque dicen que sabía "un proverbio para cada ocasión"
    Según como yo lo leo esto es: siempre tenía una respuesta breve y exitosa.

    Qué linda historia, che.
    Gracias mil.

Post a Comment




 

Plantilla de GeckoandFly modificado para Blogger Beta por Blogcrowds y VeRa.
No modificar sin autorización.