Relato de un coro catártico

Es un día atípico en el instituto. No hay casi alumnos y los profesores estamos distendidos, hablando en grupos por afinidad, hasta que una conversación se hace grupal…
-Sí, es un problema porque cada vez parece haber más apatía.
Jorge -Tiene que ver también con nosotros. Les facilitamos demasiado las cosas
Luis - No creo que se la facilitemos tanto eh? Más bien es un arrastre que traen los pibes de la escuela media
Marta - Sí pero también hay que tener en cuenta que hay muchos “casos especiales”
Aquí comienza una enumeración de “casos especiales” pero centralmente se trata de esos casos en que los alumnos- futuros docentes, no muestran coincidencias con algunos “requisitos indispensables” para ser docente.
Luis - bueno por ejemplo XX como va a ser profesor ese chico? ¡No se le entiende cuando habla! ¿Te imaginas frente a una clase con pibes?
Juan - De todos modos pareciera que la responsabilidad de quien se recibe solo la tienen los profesores del espacio de la práctica y no es así (profesor del espacio de la práctica)
Andrea - Seguro, tenés razón. Ahora, el tipo rinde en mi materia. Estudia. Aprueba en los parciales o a lo sumo le hace falta un recuperatorio. Entonces yo ¿Cómo lo puedo desaprobar?
Ana - Aprende los contenidos pero ¿aprende a enseñar esos contenidos? Esa es la pregunta del millón. Y esa pregunta capaz que no nos la hacemos porque nos quedamos en que entiendan el contenido de la sociopolítica o la filosofía o la psicología y no profundizamos en si les resulta aplicable o tienen herramientas para “leer” la necesidad de saber el como, cuando y donde tienen que sacar esa caja de herramientas para usarlas.
Marta -No hay que perder de vista que cada persona tiene sus tiempos de apropiación de los saberes….
Luis - …. Mirá hay algunos que no se van a apropiar nunca de nada!
Jorge -Si y hay otros que te engañan porque te hacen creer que son muy vivos. Quizás pueden repetir como loros, quizás hasta copian un buen modelo y después resultan unos chantas…
Juan - Bueno ahí tiene mucho que ver la vocación
Luis - ¿hay vocación docente cuando uno empieza a estudiar?
Verónica - Sí, claro algo hay que te impulsa a seguir una carrera docente y no una de diseñador grafico…
Ana - La vocación docente se construye
Jorge - La vocación docente no existe. Los profesores deben ser profesionales y como eso hay que formarlos, hay que exigir y el que no sabe, no quiere o no puede que se ponga un kiosco!!
Juan - Che ni tanto ni tampoco!
Jorge - No me digas. Los pibes NO estudian, no leen, no saben nada…
Juan -¿y como los aprobás?
Jorge - No los apruebo.
Ana - Habría que mirar un poco las estrategias que usamos para enseñar. También hay que hacer un poco de “mea culpa” Muchas veces les decimos que lean, que estudien que sean creativos pero les ofrecemos siempre lo mismo. No alcanza con preocuparse por su …¿condición? No sé como decir. Esto que decía Marta de los tiempos de apropiación…
Juan - Lo que pasa es que los seguimos tratando como pibes del secundario…
Marta - Bueno la Institución tiene que ayudar a los casos problema
Jorge - ¿Entonces somos un instituto de formación o una ayuda al necesitado?
Verónica - Es muy duro lo que estás diciendo, todas las personas necesitan una oportunidad…
Jorge- Estamos de acuerdo, pero no es el rol de la institución. Para mí hay que ser claros y decirle “Pibe vos no podés ser profesor”
Verónica - Sí escuché que algo de eso le había dicho a Einstein su maestra….
Nos reímos.

Einstein Kimein
Ana – Igual… es el fantasma de quién le pone el cascabel al gato ¿no?
Marta - Yo creo que nosotros podemos desarrollar estrategias de articulación, ponernos de acuerdo los docentes, trabajar mas como equipo
Verónica - Algunos lo hacemos, pero somos siempre los mismos. Necesitaríamos un espacio institucional real para eso.
Ana - Eso es tirar la pelota afuera. Si vos y yo como docentes estamos preocupadas por que nuestros alumnos aprendan, nos juntamos sin que la directora nos diga nada…
Juan (en voz bajita): Si, claro… y te van a hacer la estatua en medio del patio…
Verónica - Tiene que ver con que, les decimos a los alumnos que trabajen en equipo, cuando nosotros no lo hacemos. Hay un doble discurso. Los alumnos se dan cuenta de eso y yo como alumna me sentiría defraudada de mis docentes al descubrir eso...
Ana - Hay cosas que le podemos pedir a la institución y hay otras que se pueden generar desde los docentes o los mismos alumnos.
Jorge- Como sea…¿eso va a hacer que lean mas? ¿Qué escriban mejor? ¿Qué tengan mejor expresión oral?
Marta - Cuando decís “eso” ¿a que te referís?
Jorge- No, parece que al final siempre somos los culpables si los pibes no saben, no estudian o no leen
Ana - Y… un poco responsables somos.
Jorge- ¡¡Porque los aprobamos!!
En ese momento entra el preceptor y anuncia:
- Profesores dice la directora que si no tienen nada más para hacer se pueden retirar…
No hizo falta un segundo aviso.Todos cargamos nuestros infaltables papeles y partimos, en veloz carrera, hacia nuestros hogares.

Los invitamos a leer y opinar

(para comentar, clic arriba, cerca del título)

15 Comments:

  1. Gabriel said...
    no sé por qué me siento parte de la conversación. Falta que diga"Gabriel" antes de uno de los parrafos. ¿Por qué nos cuesta tanto la identidad de Profesores en los profesorados?
    Gracias a Dios aún me lo sigo preguntando y espero la curiosidad me dure unas cuantas décadas. Saludos. El Reus
    Anónimo said...
    Yo tambien me siento parte de la conversacion pero del otro lado... yo soy estudiante de un profesorado y creo q es del mismo del cual surge esa charla... como lo se??!! Lo que pasa que los alumnos tambien conocemos a los profes y sus formas de expresarse.
    Creo que no solo hay que hablar del secundario sino tambien de la primaria... Considero q "parte" de la culpa es de los profes por hacernos las cosas tan fáciles... Por aprobarnos cuando repetimos como "loritos" sin hacernos reflexionar... Muchas veces los alumnos sentimos q hay q decirles lo que quieren escuchar... Ademas a lo largo de nuestra educación tubimos profes q tambien "repetian" y los alumnos nos damos cuenta de eso (como en toda profesión hay chantas, malos, buenos, claro está)... Pero los profes, obviamente no tienen toda la culpa hay muchos otros factores que estan ayudando a que nuestra educación decaiga.
    Creo que los alumnos tenemos q cambiar pero para ello también debe cambiar el q nos educa (no solo hablo de los profes).
    "La mayoría de los educadores seguirían dando clases sobre navegación aunque el barco se estuviera hundiendo"(BOREN).
    Lucía said...
    Pienso que lo que dice "anónimo" es en parte verdad...en parte un lindo versito, algo que suena bien.
    Eso de "nosotros también somos culpables y bla bla" QUIEN SE LO CREE?
    Los profesores culpan a los alumnos.
    Los alumnos a los profesores.
    ¡Es el cuento de la buena pipa!

    Factores que "ayudan a que algo decaiga" es como decir que somos atacados con un exito impresionante...

    Para mí, no hay solución a la vista. Disculpen.
    Veronica said...
    Al leer el relato, sentí como un "deja vu"...sabía que esa conversación ya la había escuchado antes, pero... ¿Dónde?...y lo supe. ¡en todos lados!, en todas las escuelas en las que trabajo, en todos los niveles, desde inicial hasta superior nos replantamos los profesores( ojo...se que no todos!) como educar mejor, que hacer cuando la función de las instituciones educativas se ve atravesada por problematicas sociales tan serias como las de nuestro país... y pareciera que no hay respuesta ni para los alumnos ni para los docentes, pero creo en las utopias, y creo que las utopias sirven para eso...para seguir caminando, para seguir buscando y para seguir preguntandonos una y mil veces como mejorar la educación
    Lucía said...
    Todo muy lindo...
    Pero insisto (perdonen mi mala onda!)
    Las frases MUY LINDAS.Las intenciones: loables.
    Ahora: la práctica? el día a día?
    Yo también, en un día sin alumnos, me siento a charlar con los demás profesores. Pero el resto del tiempo??? No vivimos corriendo???
    No es esta una forma de NUNCA PODER BIEN ENSEÑAR?
    Saludos de nuevo.
    Sara said...
    La Escuela siempre carga sobre sus ombros los dolores sociales... pero creo que está tan adentro de la sociedad, reproduciendo las miserias y las virtudes que, todos, en algún momento, nos ponemos a pensar si es el lugar para "arreglar" las cosas. Mientras, seguimos intentando enseñar e intentando aprender, cada uno como puede... estoy segura de que a veces funciona.
    VeRa said...
    Hola todos
    Yo también, como Sara, estoy segura de que a veces funciona.
    Acuerdo con Carretero cuando dice que los docentes echamos mano de cierto eclecticismo que nos permite sobrellevar ciertas necedades de los sistemas de educación.
    Ahora...volviendo al tema de formar docentes... ejem...
    Patorex said...
    Saben que me parece que un problema, es que los profesores, sabemos poco de casi todo; y mucho de lo específico.
    Por lo tanto siempre hacemos un recorte, donde les pedimos a los alumnos que integren...
    Sigamos pensando...

    Pato
    Rebelde con Causa said...
    Yo en el profesorado todavía no tuve esos profes que saben mucho de su tema. Hasta ahora lo qe veo es qe nos dan todo para leer a nosotros, y después dicen SI CHICOS PIENSEN COMO SE LLEVA ESTO AL AULA!!!!
    y yo que sé!!! para eso me anoto en el profesorado, para qe me lo digan!!!!!!
    Enrique said...
    Creo que la pasión no se enseña.Se contagia. Si la vida nos aplasta, seremos profesores chatos.
    Creo que exigir genera conflicto, es normal, y lo dificil es convivir con el conflicto. Yo también hago elecciones cotidianas en pos de minimizar el conflicto,(sobre todo laboralmente) pero a veces me equivoco. Los alumnos nos aprecian (o no) de manera independiente a las notas. Lograr su aprobación con la nuestra es demagogia.Creer que transmitimos nuestras ideas por que repiten nuestras palabras es ingenuo. En el debate uno conoce a la gente.
    Creo firmemente que debemos apuntar alto, de otra forma perderíamos el respeto por nuestros alumnos y por nuestra tarea.
    rebelde con causa said...
    BIEN AHI ENRIQUE!

    Más profes como usted, tiren algunos para este lado!

    Porque una cosa que pasa seguido es que a los docentes les alcanza con que los alumnos repitan "sus" frases.
    Me gustó eso de "lograr su aprobacion con la nuestra es demagogia"
    slds
    Andrea said...
    Considero que es muy difìcil saber què es lo que nuestros alumnos realmente quieren . Esto no quiere decir que tengamos que hacer lo que ellos quieren , sino tal vez de acercar las partes. Hay veces en que siento , que aunque poco sepa de mi àrea especìfica, 28 años de profesiòn tienen que servir para tomar algunas decisiones e relaciòn a como abordar el espacio formativo de nuestros alumnos.
    Sin duda, las diferencias generacionales y de experiencias son muchas, el desafìo es quizàs , lograr que esas diferencias se potencien a favor del proceso de aprendizaje.
    VeRa said...
    A raíz de la apreciación de Andrea....se me dispara esta otra duda.
    Los profes que "dialogan" en el coro catártico... realmente SE ESCUCHAN?
    O habrá -quizás- diferencias generacionales que hacen que hablen "en paralelo"?
    El profe que dice por lo bajo lo del monumento...qué entiende realmente cuando la otra docente hace su planteo?
    No se sienten a veces...en casos así, como testigos de un diálogo de sordos?
    Mmmmm
    Anónimo said...
    Segun leo, todo gira en el circuito, Institucion, Profesor, Alumno y se soslaya a LA FAMILIA sosten crucial del ALUMNO.
    Incluirla en el dialogo creo seria muy integrador y constructivo para todos.
    Saludos.
    Rafael
    lucía said...
    Rafael:
    estamos hablando de lo mismo?
    Nivel Superior? Alumnos emancipados? mayores de 18 años?

    La familia está bien tenerla en cuenta, pero me parece que llega un momento en que cada uno busca su camino!!!
    Me toca ser la pesimista. Y bueno!

Post a Comment




 

Plantilla de GeckoandFly modificado para Blogger Beta por Blogcrowds y VeRa.
No modificar sin autorización.